Our Recent Posts

Archive

Tags

La dieta de María no funciona


Estábamos Daniela, mi hija, y yo, en una cena en casa de unos buenos amigos. Hablábamos amenamente con una de mis “Runner partners”, y uno de los temas obligados en este tipo de conversaciones de los amantes del estilo de vida saludable, es la dieta. Así salió a relucir, una dieta que María, otra de nuestras “Runner Partners”, tenía. María es una mujer de unos 50 años, con una energía y un cuerpo que cualquier chica de 20 envidiaría. Se trataba de una dieta baja en carbohidratos, más bien casi nada, y alta en proteína. Usualmente este tipo de dietas se usan para que el cuerpo use las reservas de grasa acumulada como combustible, en lugar de la glucosa proveniente de los alimentos.

Suena magnífico ¿no? Sin pensarlo, Daniela y yo dijimos:

“maravilloso, vamos a hacerla, así nos quitamos los gorditos del abdomen ¡La hacemos solo por una semana, no pasa nada”

Caímos en la tentación de los resultados inmediatos ¡

La historia corta es que, apenas pudimos tolerar la dieta por 4 días, ambas somos personas activas físicamente, y nuestros niveles de energía bajaron dramáticamente. Los dolores de cabeza, eran la costumbre de esos días y los antojos por dulce, eran casi insoportables. Adicionalmente, en esos días me tocó mi chequeo anual en el médico, y en los resultados, mis niveles de creatinina en los exámenes que practicaron, se vieron aumentados. Daniela es un poco más

"animal-proteica" que yo, pero yo estoy consciente que mi cuerpo no procesa muy bien este tipo de alimentos, eso lo supe después de probar muchas dietas de este tipo, y sentir estos efectos... pero caí de nuevo en la tentación.

No se trata de decir si esta dieta funciona o no. No estoy en pro o en contra de ninguna teoría nutricional. Es sólo que ese tipo de alimentación, no funciona para mí. Mi cuerpo no procesa bien este tipo de alimentos, no se siente en armonía con ella. Esto se llama “Bio individualidad”, y ... ¿que es eso? Muy fácil:

“Cada cuerpo es un mundo y funciona diferente. Los alimentos que para ti pueden ser un milagro, para otros pueden ser un veneno”.

Existen muchos factores que influyen en lo que puede ser para cada uno, un buen estilo de vida saludable. Tiene que ver con nuestra química interna, es decir, cómo funciona nuestro metabolismo y nuestro tipo de sangre. Depende también de aquello que nuestro cuerpo puede digerir o no. La bio individualidad también tiene que ver con el tipo de clima, la actividad diaria, la edad y nuestro sexo. No hay reglas universales, no todo funciona para todo el mundo.

La mejor estrategia es convertirte en una experta de tu propio cuerpo, y de cómo este reacciona a todos esos factores externos. Esto ha marcado la diferencia en mi salud, mis energías y mi cuerpo. Lo más importante es

que nadie. Él tiene todas las respuestas.

Haz este ejercicio: toma una libreta, y por esta semana, luego de comer, observa cómo te sientes: con energía, con sueño, con molestia en el estómago, incómoda, o cómoda. De esta forma, te irás dando cuenta que alimentos te favorecen y cuales no.

¿Me cuenta sí? Es magnífico aprender y compartir las experiencias de otras personas