Our Recent Posts

Archive

Tags

Lo que me cambió la vida a mí, te puede cambiar la vida a ti


Happy woman

Al finalizar de dictar una de mis clases de Zumba, un grupo de alumnas se me acercó y, comenzaron las preguntas acerca de la alimentación, estábamos en los días de fiestas de fin de año, y una de ellas me pregunta:

¿cómo haces en estas épocas para mantenerte en forma, me imagino que tú no te tomas ni una copa de vino, para mantenerte así de bien?

Se podrán imaginar mi cara, yo, la “Wine Lover” número uno, escuchando esa pregunta. La respuesta vino desde el fondo de mi corazón:

“Yo no me privo de esos placeres, claro que tomo vino, y a mucho más de una copa, me gusta mucho el vino, solo que me modero, compenso y sé cuándo tomármela las copas”

Luego de una pausa, les comenté:

"En realidad, lo que cambio mi vida, fue cuando incorporé el concepto de Detox en ella. Ese ha sido el antes y el después para mi salud, mi apariencia, mi energía, mis emociones y mi realización como mujer".

No estoy hablando solo del concepto Detox que todos conocemos, y que ahora parece una moda, el cual abarca la ingesta de sólo líquidos por un período determinado. Estoy hablando de lo que yo llamo Mi Detox en Cuerpo y Alma, donde el objetivo final, es vivir una vida libre de toxinas desde el punto de vista holístico. Por una parte, liberar mi cuerpo de residuos provenientes de los alimentos procesados. Por otra parte, liberar a mi mente y mi espíritu de pensamientos y conductas tóxicas que atentan contra mi felicidad.

Desde muy joven sufría de problemas hormonales y cansancio. Aprendía a convivir con estos dos compañeros de vida, pensando que estarían conmigo para siempre. Hasta el año 2013, cuando inicié mi proceso de certificación como health coach. A partir de allí, comencé a entender la importancia de lo natural, y el volver a nuestros orígenes, lo más posible, dentro de la modernidad de estos días. Poco a poco, comencé a desplazar la comida procesada, por los alimentos naturales. A partir de allí los jugos verdes, a base de frutas y vegetales naturales, comenzaron a iniciar mis mañanas, en lugar de los “protein shakes” que acostumbraba consumir.

De igual manera, entendí lo que las emociones podían influir en mi salud, en mi energía y en mi felicidad. Por eso, comencé a descubrirme y a aceptarme más como la mujer que soy, sin máscaras, de manera auténtica y natural. Me atreví a descubrirme, a aceptar mis sueños, y a luchar por ellos, dándole cabida a mi proyecto de vida My Juicy Life, este que ven plasmado aquí en mi blog, en mis conferencias y en mis redes sociales. A partir de allí le saco el jugo a la vida. Me atreví a cambiar la seguridad que te brinda el trabajar para otros, por la incertidumbre que significa trabajar por tus metas y por tu propio negocio. Aprendí a desprenderme de los pensamientos auto críticos y castigadores hacia mí misma. Decidí desprenderme de aquellas situaciones y relaciones que me generan apego y no me dejan avanzar. Y uno de mis más importantes descubrimientos, es que entendí que cada quien es dueño de su propio destino y de sus propias decisiones. Cada quien es el pintor de su propio lienzo.